Hondureño muere en Houston en rescate fallido del FBI

0
445
W3Schools

Un hondureño que fue víctima de un secuestro murió esta semana en una operación de rescate fallida en la ciudad de Houston, Texas, según informaron las autoridades de este país.

La víctima, se trata del hondureño Ulises Valladares; quien fue secuestrado por dos personas en su vivienda en la ciudad de Conroe, Texas, cuando se encontraba junto a su hijo.

Lamentablemente, este ciudadano falleció luego que un agente del FBI le disparara accidentalmente en la operación de rescate.

Por su parte, el hermano de la víctima, Ernesto Valladares, compareció este fin de semana en una entrevista con el canal local KRTK-TV. Así brindó detalles sobre cómo ocurrió el hecho.

“Estoy esperando que me llamen y me digan cómo sucedió todo. Ellos tienen la responsabilidad de decirme que le pasó a mi hermano”, reclamó Valladares a KRTK.

Los hechos

El pasado 24 de enero en horas de la mañana, dos hombres irrumpieron en la vivienda de Ulises Valladares. Esto ocurrió cuando él preparaba a su hijo de 12 años para llevarlo a la escuela.

En ese momento, los hombres lo secuestraron y se lo llevaron con rumbo desconocido. Por su parte, el menor que había sido atado con una cinta adhesiva, llamó a la policía local para reportarle del secuestro de su padre. Estos últimos, solicitaron ayuda del FBI.

Sucesos: Hombre apuñala a su esposa dentro de casa en San Pedro Sula

Valladares relató que la policía le habló para informarle sobre el hecho. Pero antes había recibido otra llamada telefónica en la que un hombre en español le indicó que se trataba de un cartel de drogas de México el que había secuestrado a su pariente.

Según el hermano del ahora occiso, los secuestradores pedían 20 mil dólares por la liberación de la víctima.

Valladares le informó a la Policía sobre la llamada de los secuestradores. Cuyos agentes llegaron para rastrear la siguiente llamada de los secuestradores.

secuestrado
Cunningham, Sánchez y Pérez fueron detenidos y enfrentan cargos por secuestro agravado

Rescate fallido

Cuando los secuestradores volvieron llamar a Ernesto, el FBI rastreó y localizó el lugar de donde provenía la llamada. Y se dieron cuenta que era cerca de la casa donde vivía una prima del secuestrado.

El FBI investigó que la prima estaba casada con Nicholas Chase Cunningham; y coincidía con la descripción física que brindó el hijo de Ulises Valladares.

La policía capturó a Cunningham y a Jimmy Tony Sánchez quienes secuestraron a Ulises. Además, revelaron que éste se encontraba en la casa de su otra cómplice, Sophia Pérez Heath al norte de Houston.

Cuando los policías llegaron al motel donde tenían retenido al secuestrado, se originó un tiroteo. En el tiroteo un agente del FBI disparó su arma y la bala impactó en contra de Ulises; quien falleció en un hospital hasta donde fue trasladado.

Fuente: Departamento 19