PANI separa a seis funcionarios por tráfico de lotería

0
308
W3Schools

Los actos irregulares que rodeaban la “ventanilla especial” para la venta de Lotería Menor en el Patronato Nacional de la Infancia (Pani) fueron evidenciados por las mismas autoridades.
Al menos seis funcionarios fueron separados ayer de sus cargos y el Departamento de Ventas fue clausurado por completo.
Entre los altos ejecutivos que serán separados de sus cargos están María Teresa
Yllanes, gerente de Lotería; el jefe de Ventas, Franklin Amaya, y los dependientes de la ventanilla Dolores Barahona y otros serán sometidos a audiencias de descargo.
De las acciones todavía no se salva la directora ejecutiva del Pani, Golda Santos,
quien reconoció ante el Consejo Directivo de Pani (Codipani) que ella tenía conocimiento de la situación, pero que no lo había informado por falta de pruebas.
Lo mismo pasa con el subdirector Jorge Coello. Los dos serán sometidos a un
proceso de evaluación, debido a las deficiencias que sufre el Pani.

Las denuncias sobre el tráfico de lotería en el Pani, hechas por Unidad
Investigativa de EL HERALDO, fueron verificadas por las máximas autoridades
de la institución en su investigación.
En el informe de la Comisión Especial de Supervisión que fue revisado por Codipani se corroboró la existencia de una red de funcionarios que comercializaba los llamados “números especiales”.
La reunión del Codipani se realizó la noche del miércoles anterior y fue presidida
por Roberto Cosenza, en representación del ministro de la Secretaría de Salud,
Octavio Sánchez.


Además asistió el titular de la Secretaría de Gobernación, Justicia y
Descentralización (SGJD), Héctor Leonel Ayala, un representante de
la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social (STSS), otro de la Secretaría de
Finanzas (Sefin), uno de la Secretaría de Educación y el representante de la
Asociación Pediátrica Hondureña.
Además estuvieron la directora ejecutiva del Pani y el subdirector.