Un padre y su hijo hondureños murieron en las últimas horas al intentar cruzar nadando el Río Bravo, en la frontera entre México y Estados Unidos (EEUU).

Las victimas son; Óscar Alvarado y su hijo de entre 5 y 7 años, cuya identidad se omite.

Los dos hondureños eran originarios de la colonia Las Palmas, municipio de La Ceiba, departamento de Atlántida.

Según versiones preliminares, ambos viajaban con un “Coyote” junto a otras personas cuando ocurrió el accidente.

Hace 15 días, el padre le envió un audio a uno de sus amigos ubicado en Honduras para explicarle las razones del por qué se iba del país hacia EEUU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here